Cámara Hiperbárica

Cámaras Hiperbáricas

La cámara hiperbárica es un dispositivo médico especialmente acondicionado para suministrar oxígeno a una presión superior a la atmosférica normal, aumentando así la concentración y disponibilidad de oxígeno en el plasma sanguíneo. Existen varios tipos de cámaras hiperbáricas, diferenciándose por la presión que pueden alcanzar y el material con el cual están construidas. Las cámaras rígidas alcanzan valores de presión mayores a 2 ATA, mientras que las cámaras flexibles y portables alcanzan niveles entre 1,3 a 1,4 ATM.


              


¿Cómo son las sesiones de cámaras hiperbáricas?

Las sesiones en las cámaras hiperbáricas son relajantes y placenteras. Se debe entrar con ropa cómoda, sin calzado y con los elementos que uno considere adecuados para sentirse confortable, como almohadas, mantas, música, libros, entre otros. La duración de cada sesión puede variar.

     

Actualmente, existe un consenso entre los especialistas en que las mismas deben durar de 60 a 90 minutos en cámaras hiperbáricas de menos de 1.4 ATA con una frecuencia de dos a seis veces por semana. El retorno a los valores normales de concentración de oxígeno en la sangre no es inmediato. Una sesión en cámara hiperbárica no actúa como un remedio en el sentido que tiene una vida media determinada, por lo tanto, cuantas más sesiones, mejores serán los resultados. En las cámaras de hasta 1.4 ATA prácticamente no hay límites de sesiones semanales, de hecho, muchos deportistas profesionales las utilizan para ayudar al proceso de recuperación de lesiones y el aumento en el rendimiento. La duración y la frecuencia de las sesiones deben ser indicadas por profesionales especialistas para obtener la máxima eficiencia en el tratamiento.

 

 

 

» Solicitar Evaluación «

WhatsApp chat