Várices y problemas circulatorios

Várices y problemas circulatorios

El oxígeno hiperbárico es indicado para los problemas generales de várices porque mejora la circulación periférica y desinflama por efecto de la fuerte hiperoxia. La reducción de edema que se logra por el tratamiento reduce los dolores y mejora el cuadro general del paciente, tanto en su circulación periférica, como la interna. El tratamiento con cámara hiperbárica genera una fuerte hiperoxia y la mayor disponibilidad de oxígeno en los tejidos inicia el proceso de angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos, que ayuda al proceso circulatorio y venoso. El aumento de oxígeno en la sangre alcanzado por efecto de la cámara hiperbárica es antiinflamatorio, de modo que disminuye el dolor de las zonas afectadas por la deficiencia circulatoria. En resumen, la regeneración circulatoria, la reducción de edema y la capacidad antiinflamatoria del oxígeno hiperbárico son un eficiente tratamiento para el paciente.

» Solicitar Evaluación «

WhatsApp chat