Enfermedad de Fournier

Los efectos beneficiosos de la cámara hiperbárica son fundamentales en la recuperación y control de la Enfermedad de Fournier, siendo muy eficiente en el proceso de cicatrización, recuperación y sinergia con el sistema inmunológico. La hiperoxia generada por la cámara hiperbárica frena el avance, al tiempo que acelera la recuperación de pacientes con esta patología debido a sus efectos reconstructivos y antiinflamatorios. La oxigenación hiperbárica también genera una alta sinergia con la acción de antibióticos, aumenta la acción bactericida de los glóbulos blancos y la formación de colágeno que produce la cicatrización y reparación de los tejidos dañados. Por otro lado, incrementa el flujo sanguíneo a partir de la formación de nuevos vasos sanguíneos y el aumento muy significativo del oxígeno en la zona dañada, estimulando y aumentando toda la actividad celular, ayudando al control y reparación de la zona afectada.

» Solicitar Evaluación «

WhatsApp chat